Capacitaciones B2B

Guía sobre el capital intelectual: qué es, ventajas y estrategias para cuidarlo

Las organizaciones están dedicando tiempo de calidad a construir su capital intelectual, atrayendo personas con talento; una situación que se ha transformado en un activo valioso en el mundo de los negocios, especialmente porque son difíciles de encontrar. 

El capital intelectual es el conocimiento de los individuos, que ponen en ventaja a sus respectivas empresas; como tal, es un beneficio competitivo, organizacional y ayuda en la creación de valor. 

El Departamento de Recursos Humanos crea valor para estas organizaciones al presentar soluciones efectivas relacionadas con los recursos humanos e ideas creativas, para tratar y retener a las personas que tienen el talento adecuado. 

Para lograr lo anterior, las calificaciones de los empleados deben evaluarse en términos de conocimientos, habilidades, educación, además de los potenciales futuros y la capacidad para hacer frente al cambio. 

Como consecuencia, las organizaciones se han interesado en desarrollar su capital humano mediante el desarrollo de los conocimientos, la experiencia aplicada, los procesos empresariales, las relaciones con los clientes y las habilidades profesionales de sus empleados. 

El capital intelectual es un tipo de activo intangible generado por el conocimiento y las habilidades de las personas de una organización y, está incorporado en cosas tales como patentes, derechos de autor, licencias, secretos comerciales, conocimientos técnicos y relaciones con los clientes. En fin, es un recurso que se puede utilizar para crear valor para la empresa.

La gestión del capital intelectual (ICM) se refiere al proceso de gestión, identificando fortalezas, evaluando el valor agregado y luego desarrollando estrategias para su uso.

El término capital intelectual a menudo se usa erróneamente con capital humano, pero tiene un significado más preciso. El capital intelectual es el resultado de inversiones en conocimientos, habilidades y experiencia, cosas que no son fácilmente medibles. 

Puede tomar muchas formas, como la cultura organizacional, la lealtad del cliente y la retención de empleados.

Toda empresa debe tener una estrategia de capital intelectual para asegurarse de que están cuidando sus activos intangibles. Las estrategias más comunes son invertir en los empleados y crear una cultura de innovación. Mantener el nivel de capital intelectual en una organización, depende de qué tan bien la organización lo cuide

Contabilización del capital intelectual

El costo de adquirir capital intelectual se deriva de excelentes prácticas de contratación, así como de una gran inversión en capacitación de los empleados. Los costos de contratación y capacitación se consideran costos del período, por lo que se cargan a resultados a medida que se incurren. Esto significa que una organización no capitaliza el costo de su capital intelectual.

Cuando se adquiere una empresa con una gran cantidad de capital intelectual, es probable que quien lo haga pague un alto precio por el negocio. De ser así, una parte de este valor de compra se asigna a los activos y pasivos. El importe restante no asignado del precio se asigna al activo de fondo de comercio. 

Las cinco razones genéricas por las que las organizaciones deberían tratar de medir el capital intelectual son:

  1. Formular una estrategia
  2. Evaluar la ejecución de la estrategia
  3. Tomar decisiones de diversificación y expansión
  4. Ampliar la justificación de la compensación y otros beneficios
  5. Comunicar las medidas a las partes interesadas internas y externas

Ventajas del Capital Intelectual

  • Las empresas podrían utilizar un Informe de Capital Intelectual para medir la eficacia de su estrategia corporativa y afinarla.
  • Inversores y prestamistas podrían utilizarlo para comprender los procesos de creación de valor de la compañía y las bases para la sustentabilidad de los mismos en el futuro.
  • Los clientes potenciales podrían usarlo para comprender si la empresa tiene fortalezas en las áreas que desea de sus proveedores.
  • Los empleados potenciales podrían usarlo para seleccionar la empresa adecuada en la que puedan esperar hacer una carrera por sí mismos. 
  • Los banqueros de inversión podrían usar un Informe de capital intelectual para emparejar posibles interesados, ​​después de reflejar las fortalezas y debilidades de cada empresa para concebir una entidad combinada, que sería más fuerte que cada una individualmente.
  • Los gestores de fondos y los inversores minoristas podrían usarlo para descubrir acciones infravaloradas y sobrevaloradas, siempre que la información de valoración se divulgue junto con el Informe.
  • En un banco, por ejemplo, podrían usarlo para cuantificar mejor el riesgo de otorgar préstamos a la empresa y, por lo tanto, administrar la cantidad de activos improductivos en su cartera de préstamos.
  • Finalmente, la sociedad en general se beneficiará, ya que la combinación de los beneficios anteriores, daría como resultado una utilización eficiente del capital, lo que conduciría a la creación de más empresas y, por lo tanto, a más puestos de trabajo.

Cómo maximizar el capital intelectual de su organización

  • Crear y apoyar la conectividad y la colaboración

Es crucial configurar la infraestructura, a fin de que los trabajadores puedas intercambiar y compartir sus conocimientos. Los líderes y la gerencia, deberán generar un equipo, entre los empleados más experimentados, buscando innovación y mejoras en los procesos y formas de trabajo. 

  • Introducir alguna forma de gestión del conocimiento.

Es importante establecer un proceso que garantice que todos los niveles de empleados tengan la oportunidad de compartir y recibir conocimientos. La gestión de estos conocimientos, sirve para asegurarse que los trabajadores más capacitados, compartan sus conocimientos al resto del equipo, antes de irse.

El capital intelectual es un concepto económico importante en el campo de la gestión. Es el resultado de las inversiones de una empresa en activos intangibles, como conocimiento, investigación y desarrollo, valor de marca y capital organizacional.

Hay tres tipos de capital intelectual: capital intelectual organizacional, capital intelectual humano y capital intelectual social. 

  • El capital intelectual organizacional incluye todo el conocimiento sobre cómo producir bienes o servicios que no forman parte de los activos tangibles de una empresa. 
  • El capital intelectual humano incluye todo el conocimiento sobre cómo producir bienes o servicios que están incrustados en una persona individual. 
  • El capital intelectual social incluye todo el conocimiento sobre cómo producir bienes o servicios que está integrado en un grupo de personas que trabajan juntas.
Category: Capacitaciones B2B

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top