metodología agile
Capacitaciones B2B

Metodología Agile: un modelo de ‘’prueba y error’’ para optimizar tu empresa

¿Dificultades a la hora de diseñar e implementar nuevos proyectos en tu empresa? Pues te invitamos a descubrir la metodología agile, un modelo con el que podrás crear, implementar y probar herramientas, proyectos e ideas de forma eficiente.

Cada proyecto tiene una serie de dificultades que suponen añadir tiempo adicional a la fecha de entrega si no se les aborda del modo correcto. Por eso, hoy te muestro qué es la metodología agile y cómo impacta en el personal de tu negocio.

¿Qué es la metodología Agile?

La metodología Agile es un planteamiento que viene del mundo del software. Es un modelo de reforma continua en el que planifica, crea y analiza el resultado mejorándolo constantemente.

Este modelo tiene plazos de entrega rápidos que buscan centrarse en una tarea para evitar la dispersión. La idea central es dividir las tareas y fijar entregas a corto plazo.

Las iteraciones se basan en un flujo permanente de comentarios, pero, en lugar de intentar resolver todo en pocas actualizaciones, se ejecutan fases más cortas en el ciclo de desarrollo. Esto con el objetivo de alcanzar un nivel elevado y constante de mejoras de calidad.

¿Cuáles son los principios ágiles?

La metodología agile tiene varios principios que no puedes pasar por alto. Estos son:

1. Conseguir la satifascción del cliente mediante entregas continuas

El software está diseñado para ser utilizado por un usuario final. Todo ello con el fin de ayudarlo a realizar tareas que antes estaban fuera de su alcance, resolver un problema, y hacer su trabajo mejor o más eficiente.

Sin embargo, para cumplir con este principio debes acortar la distancia entre la recopilación de requisitos y el feedback de los clientes. Al planificar un menor número de cambios por vez, tienes más oportunidades para orientar al software en una dirección satisfactoria para el cliente.

2. No tener miedo a hacer cambios

No es necesario esperar a que se cree el próximo sistema o se rediseñe. Los procesos agiles utilizan el cambio como una ventaja competitiva en favor del cliente.

No tengas miedo de concebir e implementar una modificación importante, incluso si ya está avanzado el proceso de desarrollo. Las compañías que no temen al cambio son las que obtienen mejores resultados. Hay muchas compañías que por miedo a transformarse se extinguieron, un ejemplo es el caso de Kodak.

3. Entregar el software funcional en menos tiempo

Los métodos de desarrollo antiguos estaban cargados con un gran volumen de documentación. Pero hacia el final del proyecto, era solo eso: mucha documentación, pero poca funcionalidad o usabilidad.

La metodología agile implica acortar la distancia entre la planificación y la entrega. Por lo tanto, un proyecto agile se enfoca más en crear un software que en solo planificarlo. Esto te permite mejorar la eficiencia y la eficacia del trabajo.

4. Desarrolladores y gerencia trabajando juntos

Compartir el espacio laboral entre la administración y los desarrolladores suele ser una buena manera de manejar un proyecto. Como alternativa puedes emplear herramientas de comunicación para el teletrabajo.

La colaboración ayuda a las dos partes a entenderse mejor y a tener un trabajo más productivo. Esto tiene un impacto positivo en el personal porque se sienten parte del proceso de toma de decisiones.

5. Desarrollar proyectos con personas motivadas

No debe haber microgestión. En los sistemas agiles, los equipos deben ser autodirigidos y autosuficientes. Garantiza un elenco en el que puedas confiar para completar los objetivos del proyecto y dales el apoyo y entorno adecuado para llevarlo a término.

Cuando se les da un voto de confianza generalmente los empleados se sienten más motivados a terminar el trabajo con calidad.

6. Interactuar cara a cara

Acorta el tiempo entre una pregunta y la respuesta. Esta es otra razón para el uso compartido del espacio o el trabajo remoto en los mismos horarios en la metodología agile.

7. Un software que funciona es la forma de medir el progreso

La métrica principal por la que debe juzgarse un equipo de desarrollo ágil es el software funcionando correctamente. Si no es así, no importan las palabras escritas, errores corregidos, horas trabajadas, etc.

Se necesita producir un software de calidad, de lo contrario, todas las demás medidas son prácticamente irrelevantes.

8. Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenible

Cuando se trabaja en el mismo proyecto durante largo tiempo, el agotamiento es un problema común en los equipos de desarrollo de software ágil. Para evitarlo, el trabajo debe ser en ráfagas cortas y productivas.

Determina el ritmo adecuado para los miembros del equipo.

9. Especial atención a la excelencia técnica

No se debe esperar para arreglar algún código redundante o confuso. Este debería mejorar con cada iteración. Junto con la metodología agile, se pueden usar herramientas Scrum y tomar un momento para revisar la solución.

Hacerlo durante el proyecto ahorra mucho más tiempo que limpiar el código al final.

10. Lo simple es esencial

Mantén todo simple y minimiza el tiempo entre la comprensión y la finalización. Evita las cosas que no interesan. Lleva un registro de tu equipo y cuenta las horas trabajadas con herramientas de gestión de proyectos como Dashable, Trello o InVision.

11. Equipos autorganizados

Un equipo ágil toma su propia dirección. Los miembros no necesitan que se les oriente o se les diga qué hacer: enfrentan problemas, eliminan obstáculos y encuentran soluciones. Esto impacta de forma positiva en la autoestima del personal.

12. Inspeccionar y adaptar

En la gestión ágil de proyectos, el equipo debe analizar sobre cómo volverse más efectivo, eficiente y ajustarse en consecuencia. Deben implementar ajustes, si consideran que hay una mejor manera de avanzar.

¿Cómo implementar la metodología agile en tu negocio?

A pesar de que debes tener presentes los 12 principios de la metodología agile, existen una serie de pasos a tener en cuenta para implementarla.

1. Identifica los objetivos comerciales

Antes de implementar la metodología agile debes identificar los objetivos de tu negocio, además de tener una visión clara de cómo se espera que contribuya a alcanzar los objetivos de tu organización.

2. Aanaliza la cultura de la empresa

La apertura dentro de tu empresa es clave para implementar una metodología agile, donde la comunicación transparente juega un papel vital dentro de tu equipo. La cultura organizacional debe estar abierta a este tipo de metodologías para que los esfuerzos sean parte de la estructura del negocio.

3. Detecta el impacto en tus clientes

Debes identificar cómo la implementación de un modelo agile beneficiará a tus usuarios y a tu empresa.

4. Determina los recursos disponibles

Es indispensable saber si cuentas con las personas, recursos y tecnologías necesarias para sacarle el mejor provecho al método agile. Tener en cuenta estos aspectos te llevarán a una aplicación exitosa.

5. Apóyate en líderes de tu empresa

Una gestión de proyectos Agile representa un cambio de paradigma en tu empresa, con efectos en los procesos, el personal y en cómo se usa la tecnología. Entonces, es importante que desde el inicio se involucre a los líderes y expertos de la empresa.

6. Implementa procesos con base en Agile

Si ya hiciste lo anterior, es el momento de implementar procesos ágiles que consideren nuevos flujos. Decidir quiénes serán las personas que participarán y las acciones y tecnologías que emplearán para cumplir con los objetivos.

La metodología agile fue creada en su origen para el desarrollo de software, pero es aplicable también si tienes una gran empresa, un negocio pequeño o si trabajas por tu cuenta. Asimismo, impacta en el personal de forma positiva, elevando su compromiso y autoestima.

El método ágil es apto para cualquier institución que esté dispuesta a cambiar paradigmas y lograr una cadena de valor.

Category: Capacitaciones B2B

Related Posts

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top